Política

Organizaciones sociales denuncian amenazas de grupos residuales

“Si gana Ferreyra, Milagro Sala saldrá en libertad y nos quitarán el trabajo”

Miembros de Organizaciones Jujeñas Unidas (OCU) denunciaron que comenzaron a recibir amenazas de “grupos residuales” vinculados con Milagro Sala, advirtiéndoles que se avecinan tiempos violentos para la provincia, una vez que se produzca la supuesta liberación de la líder de la Tupac Amaru.

En un contacto con la prensa, los cooperativistas aseguraron que “grupos residuales están contactando a los compañeros y les hacen llegar amenazas que en el caso de que el candidato Julio Ferreyra llegara a ser electo, Milagro Sala quedaría en libertad. Nosotros creemos que hay todo un proceso legal, que esa es una etapa superada de la que ya se ocupó la Justicia”, sostuvo uno de los referentes de OJU, Javier Villarreal.

Añadió que “nosotros desde hace tres años y medio estamos viviendo un proceso en el que empezamos a desarrollar dignamente nuestras actividades con las cooperativas, que han recuperado la cultural del trabajo y sobre todo tienen paz” y además que “a las conquistas logradas las vamos a defender”.

“Hay una página negra en nuestra historia y no queremos volver atrás, no queremos mirar al pasado, vamos hacia adelante”, señaló el referente, para luego aclarar que “somos críticos de la situación que se está viviendo en los barrios, pero no queremos volver atrás, no queremos volver a ese espacio que ya abandonamos, estas maniobras de aprietes y amenazas tienen que desaparecer completamente”, apuntó Villarreal.

Si ganara Ferreyra, Milagro Sala sería liberada

Por su parte, Matías Romay, referente de Fuerzas Unidas de Palpalá, que integra la OJU, recordó que en el acampe en Plaza Belgrano, ellos tomaron la decisión de rechazar el sistema de opresión inhumano que ejercía Sala. “Pero hoy un grupo está instalando que si gana Ferreyra, Milagro Sala sale de la cárcel, y que nos van a quitar los planes y las capacitaciones. O sea, vienen por la dignidad de los compañeros que hoy no tienen más la necesidad de cortar rutas ni calles”.

“No queremos volver al pasado. No queremos volver a los intermediarios”, acotó. “Hoy nuestros compañeros se reciben de policías, de enfermeros, de profesores”.

A su turno, Sara Gutiérrez recordó que “durante años estuvimos con miedo, vivimos prisioneros del odio y la corrupción, y ahora ya no tenemos intermediarios. Además, ahora las mujeres están con sus hijos, con su familia”.

Yamil Romay, otro miembro de OJU, denunció que “he recibido personalmente amenazas”, individualizando a “pequeños grupos residuales están relacionados a Milagro Sala y a una sociedad que ahora tienen con Ferreyra. No queremos tener más miedo, por eso nos juntamos con los compañeros para darnos fuerza y denunciar estas cosas”.

Luego, Julia Gutiérrez, destacó que ahora las mujeres “pueden dedicar más tiempo a la familia, porque antes hacíamos todo contra nuestra voluntad, bajo el sol, la lluvia, la nieve. Hoy tenemos un trabajo digno, nuestros compañeros llevan el pan a su casa y podemos decidir por nosotros mismos. Nadie nos tiene que venir a apretar”

Finalmente, Jorge David Lamas hizo una convocatoria “a todas las organizaciones y cooperativas que están siendo apretadas por estos grupos residuales, a unirse a nuestra organización”.